lunes, 1 de enero de 2018

¡ Oviedo ! Conociendo la ciudad

Llevaba años oyendo hablar de Oviedo cuando este verano aprovechando un viaje de empresa, decidí pasarme un par de días a visitar la ciudad y a encontrarme con algunas amigas de la época de estudios.

La primera impresión fue muy buena, cogí un hotelito en la parte de bares por la zona antigua y a pesar de que el tiempo era catastrófico, sobre todo si pensamos que era agosto, la ciudad consiguió cautivarme.

Como en todas las ciudades, existe una parte nueva que al menos para mí no tiene tanto encanto, esta es la zona donde está la parada de los autobuses por ejemplo.  Pero en cambio la parte antigua merece la pena ser recorrida con detenimiento; pararse en sus pequeñas tiendas locales llenas de personalidad, tomar algo en sus bares o restaurantes, pero sobre todo… pasear sus calles.

El tiempo que estuve lo dedique yendo al cogollo de la ciudad y viendo y visitando algunos de sus espacios más conocidos como son el campo San Francisco, el edificio del Teatro Campoamor donde se hacen los premios “Príncipe de Asturias”,  la Catedral, la Iglesia de San Juan el Real, y sacando fotos a las diferentes esculturas que adornan la ciudad ovetense.


Estas esculturas de las que os hablo son de los más variopintas, yo me encontré desde una que parecía un trasero a una réplica de Woody Allen. J

La primera que vi fue preguntando como llegar al centro, pare a una madre y a su hija adolescente y la mujer me dijo “tienes que ir recto y luego torcer cuando veas una escultura de…de un culo muy grande que hay”. La hija no pudo más que sonrojarse y recriminarle la respuesta a su madre. Pero para ser sinceros, me resultó fácil llegar gracias a la indicación…es un culo con unas piernas muy grandes ;)

Más tarde vería otra figura de una mujer también muy grande con su hijo en brazos, a la tan querida por todos “Mafalda” sentada en medio del parque San Francisco, a varios representantes de los oficios más típicos y antiguos de la zona  (pescadera, vendedor de pescado, guisandera, lechera,…) Y por último a uno de sus más famosos fans, Woody Allen, que decora la calle Milicia, así super quietecito durante todo el año.


Si queréis hacer algo de turismo visitando las diferentes esculturas de la ciudad, en esta página podréis encontrar algo más de información al respecto.

No hay comentarios: