sábado, 16 de diciembre de 2017

¡ Gijón ! Parte Gastronómica 2

Pero no todo fue comer, también bebimos J 

El licor de sidra  fue uno de los grandes descubrimientos de Asturias! Nunca había oído hablar de ello y me pareció riquísimo. Es más me traje 2 botellas para mi padre y mi abuelo y en casa a todos les pareció delicoso, es más, os puedo adelantar que estas navidades los Reyes Magos de Oriente les van a traer más ;)  Del que nosotros nos enamoramos fue del licor dulce de sidra del Monasterio de Corias por si podéis probarlo en alguna ocasión.

Y es que la sidra en esta zona es de lo mejorcito que hay. Todos los que podáis, no marchéis de allí sin catar una botellita. Otra cosa es que consigáis escanciarla como se debe, eso ya es para profesionales jj

En todo bar o restaurante que vayáis es muy probable que veáis a gente con la botella de sidra inclinada.

Nosotros tuvimos la despedida de una compañera y nos invitó a un restaurante que disponía de un reservado con un servicio muy simpático, y es que tienen unos barreños enormes incrustados en la pared y los  llenan con la cantidad de sidra que les pidas. Nosotros estuvimos todos en un salón con raciones de comida, charlando y bromeando cada vez que alguien intentaba escanciar J.  Una experiencia súper recomendable.

En el post anterior os hablaba de la pastelería Danas, pues justo enfrente, en el otro lado del Paseo de Begoña, hay una cafetería maravillosa, “Café Dindurra”, con unos techos altos, mesas de madera y ventanales al parque y a la avenida que rodean el local….si podéis tomar un cafetillo allí, hacedlo sin ninguna duda. Yo no probé pero vi unas tartas con buenísima pinta en su mesa y como detalle os diré que a la mañana, al servir el café, te ponen un chupito de zumo de naranja y una mini madalena…..todo detalle!!


Como la gastronomía de la zona es tan rica y variada yo personalmente no me pude contener y el día antes de marchar pase por varias tiendas de productos típicos y me hice con un buen arsenal de legumbres, alcoholes y dulces. No tendréis que pasear mucho para encontrar tiendas de productos de la tierra, son muchas las personas interesadas en ello y hay gran variedad de locales que los vende, desde los puestos más antiguos y tradicionales a tiendas modernas que venden el típico producto pero dándole una vuelta, con envoltorios coloridos y diseños más vistosos.


Como veréis, la ciudad no me la conoceré bien, pero comer y beber…nos hicimos un master J

No hay comentarios: