domingo, 5 de noviembre de 2017

¡ San Sebastían ! La LLegada


Continuamos por el norte de la península! Y para comenzar he de reconocer que lo que voy a escribir es una auténtica vergüenza...

Soy de Getxo, Vizcaya, y a mis 31 años de edad había ido a San Sebastían 2 veces, la primera con el colegio a ver el acuario y la segunda con mis amigos del Erasmus para ir a ver La Concha. Y en ninguna de las dos ocasiones me detuve a ver realmente la ciudad.

Esto cambió este año gracias a una excursión con mi señora madre. 6 de la mañana sonaba el despertador, desayuno rápido y a Bilbao a coger el bus para llegar bien prontito a Sanse a pasar un  día bueno bueno de chicas.

He de deciros que quedé enamorada de la ciudad, de sus vistas, de sus edificios,…enamorada.

Nosotras nos dedicamos a pasearla, sin prisa pero sin pausa. Desde la estación de autobuses nos fuimos bordeando el río hasta el Kursaal, allí pudimos ver su estructura, sus preciosos materiales de piedra y madera y sus maravillosas vistas a mar abierto. En aquel punto nos juntamos los grupos de turistas visitando la ciudad y los autóctonos disfrutando de la misma.

En San Sebastían, al tener la playa tan dentro de la ciudad se crean escenas muy curiosas y simpáticas, como ver a gente con neopreno y tabla cruzando una carretera de doble vía en el puro centro de la capital de la provincia. Yo soy de Getxo (tenemos playa) pero puedo aseguraros que una escena tan curiosa es rara de ver incluso para mí, no me quiero imaginar para uno de Cuenca :) jeje

Del Kursal nos fuimos bordeando el mar, hasta llegar a una entrada a la parte vieja, por donde nos metimos y aprovechamos a tomar un café en el tipo bar vasco, lleno de madera, de pintxos y de buenos vinos. Eso si…los precios de los pintxos mejor no comentar.

Por el camino que fuimos quería destacaros dos cosas: 
una es una pensión que debe de ser la de mejores vistas de todo San Sebastían, se llama "Pensión Itxasoa" y sus carteles y me imagino que ventanas también, daban directamente al mar. Os dejo una foto tomada en ese mismo tramo de calle.



Y la segunda fue una de “mis casas” en San Sebastían. Os tengo que explicar esto, siempre que visito un sitio, elijo cuales serían las casas o edificios que si fuese super millonaria me compraría. En este caso la "Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa" tiene en su poder una de “mis casas” jeje Con vistas al mar por supuesto :) 


No hay comentarios: