domingo, 26 de noviembre de 2017

¡ La Granja de San Ildefonso !

El año pasado mis amigas y yo decidimos aprovechar un puente de los de otoño-invierno para ir a Segovia y a la Granja de San Ildefonso.

Os cuento un poco como fue el viaje :)
Quedamos a las 8:30 de Madrid y llegamos a la granja entorno a las 10:00. El primer aviso a navegantes es el tema parking, aparcar cerca es complicado y la zona es de asfalto empedrado, así que calzado cómodo lo primero (botines, zapatillas, botas, …) Nada de tacones finos mejor.

Nosotras fuimos al palacio y los trabajadores, muy amables, nos avisaron de que por la tarde la entrada aquel día era gratuita, pero nos rompía un poco el croquis y decidimos apostar por pagar entrada y verlo a la mañana….lo mejor que pudimos hacer. A la tarde no solo se fue la luz y por lo tanto disfrutar de los jardines hubiese sido muy difícil, sino que con la bajada de luz llegó la bajada de temperaturas y eso dentro de los palacios y fuera de ellos hubiese sido muy doloroso.
El precio lo podéis ver en ese enlace.


Nosotras además de las entradas compramos también una audioguía para todas. No dejan llevarla en altavoz, pero una de las compañeras iba transmitiéndonos lo más interesante. Os diré que como con todas o la mayor parte de las audioguías, a mí me parece que son muy densas, llenas de muchas informaciones que acaban haciendo de su uso un paseo un poco cuesta arriba.

El palacio es precioso, lleno de todo tipo de adornos, telas, pinturas,…. A la altura de lo que deseaba en aquella época y de lo que Felipe V tenía en mente para poder retirarse allá por 1724.

Sobre todo lo que más me impactó son esas esculturas de mármol que representan una figura o rostro femenino y que simulan tener un velo o gasa por encima….me maravillan…aunque pasasen mil años yo sería incapaz de repetir tal maravilla.

La salida al jardín se agradeció un poco, en el interior hacía frescue y al menos fuera al pegar el sol aquel día, nos calentamos un poquito durante el paseo. Aquel día, a pesar de ser festivo, no había demasiada gente y el paseo lo pudimos hacer sin encontrarnos apenas gente en nuestro camino. En varios momentos estuvimos muy tentadas de revolcarnos en los montones de hojas acumulados por la caída de las hojas en otoño ….obviamente nos hubiesen matado los jardineros.

Cuando he oído que no se puede ni caminar es cuando encienden las fuentes, todo el mundo está esperando a ese día y van raudos a hacerse con las entradas.

En la página web descubren las fuentes de la siguiente manera:
“Las fuentes, realizadas en plomo para ser pintadas imitando bronce y mármol, y las estatuas de mármol forman el conjunto escultórico  de mayor riqueza y el mejor conservado de su época.”


Nos explicaron allí que debido a la antigüedad de las cañerías no se podía disponer del funcionamiento diario de las mismas para tener las fuentes en activo. Me imagino que el frió de la zona tampoco debe de ayudar mucho.

Pese a este hecho, el paseo por los jardines es precioso y tanto para ir con amigos o con niños o familia, es un muy buen plan. Si os gusta la fotografía también os lo recomiendo, se pueden sacar fotos muy chulas allí. 

No hay comentarios: