sábado, 26 de agosto de 2017

¡ Camino de Santiago ! El equipamiento parte 2

 -Cargador externo. Siempre según mi experiencia….vital en este viaje!! En los albergues los enchufes no siempre están  junto a cada cama, solo en algunos podréis encontrar este lujo, por lo cual si quieres dejar el móvil cargando toda la noche como estás acostumbrado en casa, tienes que dejarlo lejos de ti, en una zona en la cual hay mucha más gente y desconocidos.  También está el tema de las alarmas, si dejas el móvil lejos, puede ser una gran molestia para todos los demás. Por estos motivos  el cargador externo es una  auténtica maravilla. Puedes dejarlo cargando toda la noche y al día siguiente ir cargando el móvil  dentro de la riñonera mientras caminas. Un 10!!

-Neceser.  Básicos de siempre: Desodorante, jabón de pastilla (válido para lavar la ropa y ducharte), champú pequeño, crema con protección solar pequeña, kleneex,…

*yo que soy muy de llevar las uñas pintaditas siempre. Esto a muchos les parece una chuminada, pero bueno, yo  lo que hice fue hacerme las uñas permanentes antes de ir, así me duraron todo el camino enteritas.

-Linterna o frontal. Yo me llevé una linternita pequeña, aunque con la del móvil me hubiese servido. Lo que lleva mucha gente son los frontales (linternas con cintas que se ponen en la cabeza). Las llevan quienes salen a andar muy temprano y necesitan iluminar el camino por el que pisan.

-Imperdible. No está de más llevarse un par de imperdibles, no pesan nada y pueden venirte bien en algún apurillo con los cierres de la mochila.

-Credencial del peregrino. Esto es lo único junto con el bastón que no compré en Decathlon jj
se le llama la “Credencial del Peregrino” a un documento de papel que tienes que coger antes de comenzar tu camino y que irás rellenando al pasar por cada localidad. En las iglesias, albergues, hostales, bares, …. En cada lugar tienen su sello personalizado que te irán poniendo en tu credencial cuando lo solicites. Esta de aquí abajo es la mía :) 



En su origen, este era un documento que se entregaba a los peregrinos en la Edad Media como salvoconducto.  Hoy en día las distribuyen las instituciones autorizadas por la Catedral de Santiago y sirve para comprobar que has ido realizando el camino correctamente. Las normas si no me equivoco mucho, creo que eran  que has de sellarlo 1 vez al día hasta llegar a los últimos 100 km, entonces deberás sellarlo 2 veces al día. Esta será la manera de que al llegar a Santiago puedas ir a recibir la “Compostella” que es un documento en el que constará tu nombre y los datos de tu camino, contando los kilómetros realizados.

Solo pueden hacerse con la Compostella quienes hayan realizado por lo menos los últimos 100 kilómetros (desde Sarria) andando o si lo haces en bicicleta o a caballo tendrían que ser mínimo los últimos 200 kilómetros (desde Ponferrada).

No hay comentarios: