jueves, 5 de marzo de 2009

¡ Destino...Roma !

Como ya os conté en mi primer post, soy bilbaína, así que mi viaje comenzó saliendo de Bilbao en bus con destino al aeropuerto de Santander. El viaje lo hice junto con 4 amigas, todas bien equipadas con la tan mítica maleta de interrail, saco de dormir, gafas, gorras,… Me saltaré esa parte del viaje, que es como todas, facturar, embarcar, volar, aterrizar,… y lo importante es que llegamos a Roma sanas y salvas. Al llegar ya estábamos cansadas, era pleno julio y hacía un sol abrasador, 38 grados y a las espaldas una maletas de 20 kilos cada una y encima 2 tiendas de campaña….increíble! Solo queríamos llegar al hostal, tumbarnos y descansar. Todo eso cambio al llegar al hostal.

1ª recomendación: ¡¡¡Evitad ir al hostal en Roma que se llama “Davids Flat”!!! Es un horror. Los cuartos de baño son tan sumamente pequeños que al entrar en la ducha te restriegas contra las paredes de la ducha, y claro, como tú, antes han pasado otras 20 personas que también se han restregado por esas paredes y nadie las ha lavado. Este lugar se encuentra en la Vía Domenichio 7. Haced caso omiso a las informaciones que ponen en su página web, es más adorno que realidad. A nosotras nos costó 20 euros la noche y fue el dinero peor invertido de mi vida.
En cambio os recomiendo el hostal Morpheus, que está muy cerca de Termini y tanto las habitaciones como el personal son una maravilla.
Roma es bastante grande, aunque todos los turistas se mueven siempre por la misma zona: el Coliseo, el Foro, el Vaticano, la Fuente de Trevi, la Plaza de España, el Panteón, … Todo es precioso y merece la pena pasar 3 o 4 días recorriendo la ciudad, paseando por sus callejuelas, observando sus magnificas obras de arte y degustando los frutos de sus artes culinarios.

2ª recomendación: No perdáis tiempo yendo a visitar la Boca de la Verdad, una antigua escultura que no tiene mayor misterio, tan solo la gracia que te puede causar el meter la mano, ya que según dice la leyenda, si mientes la escultura se tragará tu mano.

Al ser esta la primera parada de nuestro viaje la mayoría del tiempo comimos bocadillos, y patatas de bolsa, aún teníamos el espíritu interrail con nosotras y lo llevábamos a raja tabla, aunque hicimos un huequecito en nuestra agenda para degustar las famosas pizzas italianas, estupendas. Estuvimos allí 4 días y la última noche dormimos en la estación de trenes de Termini….centro nocturno para ladrones, drogadictos, borrachos,… una maravilla! Pero salimos airosas y fue una experiencia que nunca olvidaremos. Es más este año he repetido y e visitado la ciudad con mi madre y mi hermana, os lo recomiendo.

No hay comentarios: